China de Taiwan - Festivals du Sud

Aller au contenu
Programmation > Archives > 2012


CONJUNTO FOLKLORICO « OUYANG HUI-CHEN DANCE COMPANY »
CHINA DE TAIWAN


La isla de Taiwán, con montañas escarpadas y vegetación tropical, contiene una riqueza cultural e histórica excepcional. La antigua isla de Formosa, apodada “la linda” nos ofrece un pasado lleno de luchas, de revoluciones culturales y de una voluntad de desarrollo incondicional.

Uniendo influencias teatrales al canto y a la música, las representaciones taiwanesas abordan temas universales y ofrecen al público un espectáculo sorprendente. Se asocian con arte los instrumentos de música: flautas, violines y tambores pequeños, a las danzas ligeras a las que se añaden numerosos accesorios volubles y trajes resplandecientes.

El pueblo de Taiwán es alegre. Su calendario multiplica las fiestas, que siempre son ocasiones para las danzas, la música, los fuegos artificiales, durante los cuales se encienden miles de linternas mágicas por sus formas y sus colores. Estas celebraciones inspiran la mayor parte de los cuadros de baile, pero también los inspiran la vida de la corte imperial y hasta la guerra que se mezcla siempre con la majestuosidad de un lujo de banderas desplegadas.

Las palabras tranquilidad, serenidad y belleza resumen por sí solas el espectáculo del conjunto “Ouyang Hui-chen Dance Company » de China de Taiwán.

La tranquilidad que muestra este conjunto se debe a su filosofía china, marcada por el respeto, y busca ofrecer lo mejor de sí mismo a los espectadores. Su serenidad viene seguramente del hecho de que esté compuesta por los mejores bailarines y músicos de la isla. En cuanto a su belleza, se manifiesta en una infinidad de detalles: los maquillajes que son un arte en China, la suntuosidad de los trajes cuyos colores y formas dependen del material con el cual están hechos, es decir,  de seda pura como sólo los chinos saben tejerla.

A estas virtudes, se agregan: la variedad del espectáculo, las máscaras, los accesorios, los vuelos de plumas con los cuales los artistas dibujan “arabescos locos”. Tenemos que añadir las sombrillas de papel, con las que las chinas juegan como un artificio propio para suscitar la curiosidad del espectador más que para disimular su belleza.

Creado en 1986, este conjunto evoca con tanto talento como belleza, las tradiciones de la isla que son las de las poblaciones que ya la ocupaban cuando los chinos llegaron. Su repertorio lo componen la danza tradicional china, la danza de las minorías de la China continental, particularmente Mongolia y el Tíbet y también la danza folklórica taiwanesa.

Así, a través del mundo, estos bailarines han promocionado y han preservado la belleza de sus danzas tradicionales.



Retourner au contenu | Retourner au menu