Iran - Festivals du Sud

Aller au contenu
Programmation > Archives > 2017


iran




conjunto folklorico


leymer
Irán que es fronterizo con Pakistán y Afganistán, sigue fascinando como antaño: la Persia antigua. El país conserva el recuerdo de hermosas mezquitas con cúpulas orneadas de azulejos, de extensiones desérticas revoloteando y de un pueblo con una extrema hospitalidad.

Posee también un gran número de sitios arqueológicos entre los cuales el más famoso es  Persépolis. Los amantes de la arquitectura se maravillarán frente a la belleza de las mezquitas y de los mausoleos con domos resplandecientes.  A parte de Persépolis, Irán dispone de etapas inevitables: Isfahán y sus mezquitas de azulejos azules, Shiraz y su ciudad de poetas, orneada de jardines espléndidos y Bam, famosa ciudadela, que se está reconstruyendo después de un terremoto asesino en el corazón de un oasis.

La República islamista de Irán, está bordeada al norte por Armenia, Azerbaiyán, Turkmenistán y el mar Caspio, al este por Afganistán y Pakistán, al sur por el golfo de Omán y el golfo Pérsico y al oeste, por Irak y Turquía. El petróleo domina la economía y los otros ingresos comerciales provienen esencialmente de alfombras que representan una tercera parte de la producción del planeta. Pero, para los iraníes, las alfombras tienen sobre todo un papel religioso y cultural como soporte durante las numerosas fiestas y de la oración diaria.

Antes, la ruta de la seda llegaba a Irán desde el Turkmenistán y Herat (hoy Afganistán) para acabar en Constantinopla, la actual Estambul. Fue abandonada en el siglo XV, cuando los marineros de las nuevas potencias coloniales europeas descubrieron otras vías marítimas. Sin embargo, estos últimos años, suscitó de nuevo interés, por el comercio entre Irán y las repúblicas de Asia central, recién abiertas, y por la atracción de los turistas por esta ruta mítica.

Las músicas folklóricas más atractivas para el oído occidental provienen de las minorías étnicas, sobre todo de los turcomanos que viven en las zonas apartadas del Jorasán. Los azerís privilegian los cantos de amor mientras que los kurdos acompañan con laúd una forma de canción épica, el “bard”. Los habitantes del golfo Pérsico utilizan un instrumento que se parece al oboe y tocan la gaita llamada “deman”. Se usa también el « tamboorak », un tipo de armonio.

La letra de las canciones populares tiene que ver con la religión, el amor, las victorias sobre los ejércitos invasores que a lo largo de los siglos han entrado en Irán. Las danzas y las músicas del conjunto folklórico nacional « Leymer », compuesto de hombres y mujeres, fundado en 1991 por un profesor emérito de músicas y danzas, nos transmiten la herencia eterna de la civilización persa.

Desde los cantos turcomanos cercanos a las músicas de Asia central a los ritmos africanos del Golfo Pérsico, pasando por las músicas del Beluchistán vecinas del Pakistán y de Afganistán, hasta los folklores y músicas sufís kurdas, este amplio abanico tiene un punto común: son tradiciones que acompañan el ritmo de vida de los persas desde siempre.
Retourner au contenu | Retourner au menu