SULTANATO DE OMAN - Festivals du sud

MENU
MENU
Aller au contenu
CONJUNTO FOLKLÓRICO "AL MAJD"
 SULTANATO DE OMAN


El sultanato de Omán es un país de Oriente Medio situado en el extremo sudeste de la península Arábiga, bordeado por el mar de Arabia y el golfo de Omán. Lo rodean los Emiratos Árabes Unidos al norte, Arabia Saudita al oeste y Yemen al suroeste.
Omán se compone de un amplio llano desértico que cubre la mayor parte del centro del país, de oasis y ríos a lo largo del litoral, el mar de Arabia y el golfo de Omán. Varias sierras de altas montañas (Jebel ach-Chams), se extienden  de norte a sudeste a lo largo de la costa y enfrente del golfo de Omán, que es donde se ubican la mayor parte de las ciudades: la capital Mascate; Sohar al norte; Salalah al sur, que es la mayor ciudad productora de incienso. La capital portuaria, Mascate, está dominada por la gran mezquita del sultán Qabús, y su ópera real. Contigua a esta se encuentra la antigua ciudad de Matrah, a orillas del mar, con su zoco en forma de laberinto y su animado mercado de pescados. En las montañas, numerosos oasis templados utilizan las aguas subterráneas y sistemas de falajs para sus cultivos en terrazas.
Ya desde la antigüedad hasta la colonización de los ingleses atrajo a navegantes y  mercaderes. El sultanato de Omán cuenta con casi mil castillos, torres vigías y fortalezas de piedra y barro seco, testigos de su importancia estratégica en la desembocadura del golfo Pérsico.
Omán se islamizó cuando vivía Mahoma, en el siglo VII. Después del cisma entre suníes y chiíes, Omán tomó otro camino: la rama ibadí del movimiento disidente jariyí proveniente de Bagdad. Pero este reino se caracteriza por su tolerancia.
Heredero del poder en 1970, el sultán Qabús ibn Saïd, emprende la mejora económica del país, manteniendo la paz con los otros países del Oriente Medio. Comparte con Irán el control del estrecho de Ormuz; y por su posición geográfica natural orientada hacia Asia y África, el sultanato queda firmemente vinculado a su papel de mediador con Occidente. La independencia de su política exterior le permite mantener buenas relaciones con los países vecinos de la región.
La música de Omán está situada en un cruce cultural entre Arabia, África Oriental, Persia, Baluchistán y Portugal. Este país pequeño alberga una rica variedad de música, ciento treinta estilos fueron registrados. El ritmo desempeña un papel preponderante con acordes que llegan hasta los ciento ocho batidos. La música goza de una gran popularidad. Se encuentran elementos de la música yemenita. Caracterizada por sus melodías sencillas, la música folklórica encuentra en el ritmo (simple, cojo, complejo, mezclado u ornamentado) su verdadero cumplimiento. Los numerosos estilos se pueden clasificar en cantos de marineros o pescadores, cantos de celebraciones, cantos de beduinos o de montañeses. Los ritmos de tambores y de palmadas se superponen. Existe también un  rico patrimonio de danzas marciales musicales donde los bailarines desempeñan un papel de instrumentistas creando estructuras rítmicas con la ayuda de su cuerpo.
El conjunto folklórico de « Al majd » de Salalah, les enseñará sus ritmos y danzas en su primera gira por Europa con Festivals du Sud.
Retourner au contenu